¿Cómo cuidar el agua en la escuela? 3 Tips

Sabemos algunos tips para prevenir la escasez del agua sin embargo poco se habla sobre cómo cuidar el agua en la escuela. Miles de niños y adolescentes pasan la mayor parte del día en la escuela, entonces los mismos esfuerzos que se llevan a cabo en los hogares para cuidar este recurso natural, se podrían replicar en la escuela.

En el país existen muchas escuelas que no cuentan con la infraestructura necesaria para proveer agua potable y mucho menos agua purificada que los niños puedan tomar sin riesgo de contraer alguna enfermedad. Como sociedad, nos hemos acostumbrado a dar por hecho el suministro de agua, pero pocos caen en cuenta de lo que significa para un niño no poderse lavar las manos durante el día, o cuánto necesita un edificio que recibe a diario a por lo menos 30 niños en una comunidad de agua para jalar los baños. El no saber cómo cuidar el agua en la escuela puede presentar riesgos importantes a la salud y el bienestar de nuestros hijos, e incluso, esto puede afectar su desarrollo escolar.

Por ello es importante cuidar el agua y enseñarles a los pequeños a no desperdiciarla para que más gente pueda tener acceso a este recurso vital. De igual manera debemos asegurarnos de que todas las escuelas cuenten con herramientas que les ayuden a proveer agua libre de riesgos como los bebederos escolares o bombas para el suministro de agua potable.

Si quieres enseñarles a tus hijos a preservar este recurso, a continuación te damos 3 tips para aprender cómo cuidar el agua en la escuela.

  1. Enséñales a no jugar con el agua. Toda la vida hemos visto a niños jugar a salpicarse, a abrir la manguera, a lanzar globos con agua o a mojarse con una cubeta. Antes el agua era vista como un juguete y algo divertido, sin embargo ha llegado el momento de replantear esa idea debido a los enormes problemas de escasez de agua que sufre el planeta actualmente. Es tarea de los papás y los maestros enseñarle a los pequeños la importancia de este recurso que es vital para la vida y decirles cómo cuidar el agua en la escuela y en casa. Platica con tus hijos y enséñales a aprovechar los bebederos escolares para tomar agua, explícales que no deben dejar el agua de la llave corriendo y que este recurso no es un método de diversión. De esta manera los harás conscientes de que es tarea de todos cuidar de este recurso.
  2. Al lavarse las manos. Es muy común ver a niños pequeños abrir por completo el agua de la llave mientras se ponen jabón o se secan, esto lo hacen porque no saben que hay otra manera y no conocen el significado de que el agua se desperdicie. Como papás, es nuestra tarea enseñarles que el agua que se va por el drenaje no puede volver a usarse. Debemos enseñarles a abrir poquito la llave para mojar sus manos, cerrarla mientras se pone el jabón y volverla a abrir solamente durante el tiempo necesario para lavarse. Nunca se debe de dejar el agua corriendo y cada gota debe de ser aprovechada. De esta manera tus hijos entenderán la importancia de este recurso y podrán aprovecharlo al máximo.
  3. Reutilizar el agua. Este tip va enfocado más en los adultos ya que pocas veces reutilizamos el agua. El agua se puede reusar de muchas maneras y si alguna vez te has preguntado cómo cuidar el agua en las escuelas, una manera de hacerlo es aprovechar el agua de lluvia para realizar tareas de limpieza como lavar los patios o los pisos de los salones de clases ya que a diario se destinan cientos de litros de agua potable en estas actividades. Instalar un sistema de captación de agua pluvial puede hacer que tengas agua disponible para estas actividades cotidianas escolares.

¿Por qué es tan importante cuidar el agua en las escuelas?

El cuerpo de los niños se encuentra en constante desarrollo y para realizar todas sus funciones biológicas que van desde crecer hasta respirar, las células utilizan agua en todos los procesos. También, el cuerpo de los pequeños está conformado por más agua que el de un adulto y es por ello que necesita tomar agua con mayor frecuencia. Es muy común que en la escuela los niños estén tan concentrados en sus actividades que se les olvide pasar por los bebederos escolares para tomar agua. Esto puede resultar en que presenten síntomas de deshidratación que van desde cansancio hasta dolores de cabeza y falta de concentración. En situaciones extremas, la deshidratación puede afectar su salud e interferir en el desarrollo de su cuerpo.

Un niño de hasta 12 años necesita en promedio y dependiendo de su actividad física entre 1 y 1.5 litros de agua al día y si tomamos en cuenta que la mayor parte de su día se encuentran en la escuela, esto significa que por lo menos la mitad de esta cantidad la deben de obtener aquí. Los bebederos escolares son de gran ayuda ya que generalmente se encuentran en los patios o en las áreas comunes y resulta más sencillo que un niño interrumpa sus juegos para ir a tomar agua en ellos.

Los bebederos escolares de Rotoplas ofrecen agua purificada en todo momento y los modelos se pueden adaptar a cualquier necesidad, en el catálogo encontrarás opciones para todos los escenarios en donde se requieran.